EL BOSQUE MODELO

Bienvenidos a Nueva Jerusalén

 

CARTA DE NUEVA JERUSALEN

Inicio

El Consejo de los 12

Economía

Salud

Educación

Cultura

Enlaces

¿Qué es un Bosque Modelo?

Progresivamente, se está operando una toma de conciencia de la necesidad de cambiar la clásica ordenación forestal de modo que se satisfagan objetivos ambientales y socioeconómicos.
No existe una solución única para estas cuestiones, como tampoco existe un modelo único de ordenación forestal sustentable que sea la panacea. En consecuencia, es necesario elaborar y concretar soluciones innovadoras y prácticas que aborden y armonicen las necesidades locales con las preocupaciones globales.
Los principales bienes y servicios ecológicos provistos por los bosques, van mucho más allá de sus limites y son, entre otros: mantenimiento de la diversidad biológica, conservación de suelos y agua, regulación del clima, secuestro de carbono, protección de cuencas hídricas, soporte para el desarrollo rural, producción de madera, producción de productos no madereros, almacenaje y recirculación de nutrientes, materia orgánica y minerales, mantenimiento de la vida silvestre, belleza paisajística, preservación de la herencia cultural, recreación y turismo, recursos para la educación e investigación.
Resulta esencial que cada país establezca un proceso de desarrollo y aplicación de modelos de gestión forestal sustentable que combine objetivos de producción, objetivos socioeconómicos de las comunidades locales dependientes de los bosques, que tengan un enfoque a nivel de ecosistema y estén destinados a asegurar la calidad de los mismos.
El Bosque Modelo representa una alternativa de desarrollo sutentable a escala representativa de una bioregión, designada por los actores directamente involucrados con un ecosistema forestal real y cuyas actividades de manejo se diseñen con fines de lograr objetivos específicos para tales actores en su propio ecosistema o cuenca hidrográfica. En otras palabras, basado en un modelo conceptual de organización y gestión general, la idea se fundamenta en crear e implementar estrategias de acción para una zona específica y una realidad socioeconómica y cultural particular, favoreciendo el aprendizaje común en el proceso.
Uno de los principales lineamientos de los  Bosques Modelo es la asociación de individuos y organismos. El Programa debe buscar incluir un amplio rango de socios que se comprometan con los distintos proyectos y que permitan acelerar la ejecución del desarrollo sustentable en las distintas prácticas productivas (forestal, agrícola, ganadera, mixtas, etc.) y en particular con el manejo integral de recursos naturales a nivel de ecosistemas o de cuenca hidrográfica.
Cada Bosque Modelo se compromete a alcanzar una serie de objetivos que reflejan el contexto ambiental, socioeconómico, cultural y político de su zona. La asociación busca soluciones a las cuestiones locales de manejo y organización de las actividades, tratando de armonizar todos los intereses y al mismo tiempo asegurar el bienestar de la comunidad involucrada; asimismo, desarrollar planes estratégicos para lograr una ordenación sustentable para el desarrollo a largo plazo.
En la Argentina se ha definido el concepto de Bosque Modelo como una "Asociación de voluntades que en consenso planifiquen y gestionen modelos de desarrollo sustentable para los distintos ecosistemas. Este modelo debe elevar el nivel de vida de las comunidades o asentamientos humanos marginados o de bajos recursos, como pauta fundamental".
Sin duda se asume que estas "asociaciones" del Bosque Modelo ayudan a crear un equilibrio basado en el respeto mutuo, la equidad y la participación en el poder de los diversos grupos de interés, y que así creada, esta profundamente enraizada en todas las facetas de la relación sociedad-naturaleza y permite establecer una comunicación significativa entre los participantes. Este tipo de estructura, de gran alcance, permitirá planificar equilibradamente el desarrollo requerido y asumir los bienes y servicios del bosque de modo sustentable, sin arriesgar su biodiversidad, la integridad de sus ecosistemas o su capacidad productiva.
Cualquier propuesta de cambio o modificaciones respecto a las costumbres o modo de sustento de las comunidades que habitan o aprovechan los recursos en el área de un Bosque Modelo, incluyendo las poblaciones aborígenes, tiene que ser aceptada por ellos. Todos los grupos de interés deben tener la oportunidad cierta de participar en la ejecución del programa. El sentido de pertenencia por parte de los asociados definirá el éxito en el proceso que implica lograr un desarrollo sustentable a través del programa Bosque Modelo.
Los principales desafíos que se presentarán, tienen que ver con las tareas de discusión y concertación entre los actores, al momento de fijar las metas y objetivos específicos de cada Bosque Modelo, si es que se pretende trabajar en base a consensos, tal como plantea el programa.
El modelo de planificación a nivel de ecosistemas o cuenca hidrográfica seguramente encontrará conflictos de intereses entre los diferentes actores: distintos tipos sociales de productores, productor e instituciones publicas, comunidad en general, entre otros. Las propuestas deben tener en cuenta estos aspectos identificando y generando instancias de negociación permanentes. Estos espacios deben definirse según la naturaleza de los conflictos y necesariamente incluir a los actores involucrados. En función a ir generando este espacio, la conformación de una Comisión o Consejo entre los socios involucrados desde una primera instancia, es una condición "sine qua non" para la exitosa formulación de la propuesta, y representa el principal aspecto a considerar.
En síntesis se insta a que las propuestas de Bosques Modelo sean el resultado de jornadas de trabajo en talleres, reuniones u otro tipo de actividades de mediación entre todos los participantes involucrados y que las prioridades y acciones planeadas sean producto del consenso alcanzado. 

Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable

San Martín 451 • C1004AAI  C. de Buenos Aires • Argentina
Tel (54) (11) 4348 8200 • Fax (54) (11) 4348 8300