Capítulo 3

Capítulo 3. Lucha contra la pobreza

AREA DE PROGRAMA
Capacitación de los pobres para el logro de una subsistencia sostenible
Bases para la acción
3.1. La pobreza es un problema complejo y multidimensional con orígenes tanto en el ámbito nacional como en el internacional. No es posible encontrar una solución uniforme aplicable a nivel mundial. más bien, a fin de hallar una solución para este problema, es fundamental contar con programas de lucha contra la pobreza adecuados a cada país, con actividades internacionales que apoyen a las nacionales, y con un proceso paralelo por el que se cree un medio internacional favorable a esos esfuerzos. En todas partes siguen revistiendo suma importancia la eliminación de la pobreza y el hambre, el logro de una mayor igualdad en la distribución de los ingresos y el desarrollo de los recursos humanos. La lucha contra la pobreza es una responsabilidad común a todos los países.

3.2. Además de la administración sostenible de los recursos, en toda política ambiental centrada primordialmente en la conservación y protección de los recursos debe tenerse en cuenta a la población cuya subsistencia depende de dichos recursos. De lo contrario, esa política puede influir negativamente en la lucha contra la pobreza y en las posibilidades de tener éxito, a la larga, en la conservación de los recursos y del medio ambiente. De la misma forma, toda política que persiga principalmente aumentar la producción de bienes sin preocuparse de la sostenibilidad de los recursos en que se basa la producción, tarde o temprano se enfrentara con una disminución de la productividad, lo que también puede desembocar en un aumento de la pobreza. Por consiguiente, un requisito básico del desarrollo sostenible es la existencia de una estrategia concreta contra la pobreza. Para que una estrategia pueda hacer frente simultáneamente a los problemas de la pobreza, el desarrollo y el medio ambiente, debe comenzar por centrarse en la producción de recursos y en la población y abarcar cuestiones demográficas, el mejoramiento de los servicios de salud y de educación, los derechos de la mujer y la función de los jóvenes, de las poblaciones indígenas y de las comunidades locales, y comprender asimismo un proceso de participación democrático ligado al mejoramiento de la administración.

3.3. Además del apoyo internacional, para adoptar medidas de ese tipo es fundamental promover un crecimiento económico de los países en desarrollo que a la vez sea sostenido y sostenible, así como medidas directas para eliminar la pobreza mediante el fortalecimiento de los programas de empleo y de generación de ingresos.

Objetivos

3.4. El objetivo a largo plazo de que todos tengan medios de subsistencia sostenibles debe ser un factor de integración gracias al cual las políticas aborden simultáneamente cuestiones de desarrollo, de gestión sostenible de los recursos y de eliminación de la pobreza. Los objetivos de esta área de programas son los siguientes:

(a) Lograr que todas las personas reciban, con carácter de urgencia, la oportunidad de trabajar y de tener medios de subsistencia sostenibles.

(b) Aplicar políticas y estrategias que promuevan niveles de financiación suficientes y se centren en políticas integradas de desarrollo humano, incluidas las esferas de generación de ingresos, aumento del control local de los recursos, fortalecimiento de las instituciones locales y aumento de la capacidad, así como una mayor participación de las organizaciones no gubernamentales y de las autoridades locales como mecanismos de ejecución.

(c) Elaborar, para todas las zonas azotadas por la pobreza, estrategias y programas integrados de gestión racional y sostenible del medio ambiente, movilización de recursos, eliminación de la pobreza y reducción de sus efectos, y empleo y generación de ingresos.

(d) Crear, en los planes de desarrollo y los presupuestos nacionales, un núcleo de inversiones en capital humano, con políticas y programas especiales para las zonas rurales, los pobres de las zonas urbanas, la mujer y el niño.

Actividades

3.5. Las actividades que contribuirán a la promoción integrada de los medios de subsistencia sostenibles y la protección del medio ambiente abarcan numerosas actividades sectoriales y una amplia gama de protagonistas, desde el nivel local hasta el mundial, y que son fundamentales en todos los planos, sobre todo en los niveles local y de la comunidad. En los niveles nacional e internacional será necesario adoptar medidas que permitan llevar adelante estas actividades y en las que se tengan plenamente en cuenta las condiciones regionales y subrepciones existentes todo ello para propugnar un enfoque de actividades locales adaptadas al país de que se trate. En general, los programas deben:

(a) Centrarse en aumentar las facultades de los grupos locales y comunitarios en virtud de los principios de delegación de autoridad y rendición de cuentas, con una asignación de recursos suficientes para que cada programa apunte a condiciones geográficas y ecológicas específicas.

(b) Comprender medidas inmediatas para que los grupos antes indicados resulten menos afectados por la pobreza y puedan crear estructuras sostenibles.

(c) Comprender una estrategia a largo plazo que tenga por objeto establecer las mejores condiciones posibles para crear, en los planos local, regional y nacional un desarrollo sostenible que elimine la pobreza y reduzca la desigualdad entre los diversos grupos de la población. Los programas deben prestar ayuda a los grupos más desfavorecidos - en particular las mujeres, los niños y los jóvenes de esos grupos -, y a los refugiados. Entre esos grupos deben figurar los pequeños propietarios, los pastores, los artesanos, las comunidades de pescadores, las familias sin tierra, las comunidades autóctonas, los migrantes y el sector de la económica urbana no estructurada.

3.6. Lo esencial es adoptar medidas concretas que abarquen a distintos sectores, en particular en las esferas de la educación básica, la atención primaria de la salud, la atención a las madres y la promoción de la mujer.

(a) Otorgamiento de poderes a las comunidades

3.7. El desarrollo sostenible debe lograrse en todos los planos de la sociedad. Las organizaciones populares, las agrupaciones de mujeres y las organizaciones no gubernamentales son importantes fuentes de innovación y de acción en el plano local y tienen profundo interés en promover la subsistencia sostenible, así como una capacidad comprobada en ese campo. Los gobiernos, en cooperación con las organizaciones internacionales y no gubernamentales apropiadas, deben fomentar un enfoque comunitario de la sostenibilidad, que, entre otras cosas, comprenda los siguientes elementos:

(a) Otorgamiento de poderes a la mujer mediante la plena participación de esta en los procesos de adopción de decisiones.

(b) Respeto de la integridad cultural y de los derechos de las poblaciones indígenas y sus comunidades.

(c) Promoción o creación de mecanismos populares para que las comunidades puedan compartir su experiencia y sus conocimientos.

(d) Aumento de la participación de las comunidades en la gestión sostenible y la protección de los recursos naturales locales para aumentar su capacidad productiva.

(e) Creación de una red de centros de aprendizaje comunitarios para aumentar la capacidad pertinente y promover el desarrollo sostenible.

(b) Actividades relacionadas con la gestión

3.8. Los gobiernos, con la asistencia y la cooperación de las organizaciones internacionales, las organizaciones no gubernamentales y las organizaciones comunitarias locales apropiadas, deberían adoptar medidas en virtud de las cuales, de manera directa o indirecta:

(a) Se generaran oportunidades de empleo remunerado y de trabajo productivo compatibles con los elementos propios de cada país y en una escala suficiente para hacer frente a un aumento eventual de la fuerza de trabajo y absorber la demanda acumulada.

(b) Con apoyo internacional, cuando procediera, se establecieran las correspondientes infraestructuras, sistemas de comercialización, de tecnología, de crédito, y otros análogos, y se formaran los recursos humanos necesarios para sustentar las medidas indicadas anteriormente y ofrecer más opciones a las personas con pocos recursos. Debe darse suma prioridad a la educación básica y a la formación profesional.

(c) Se aumentara significativamente la productividad de los recursos económicamente rentables y se adoptaran medidas para que la población local se beneficiara debidamente del uso de los recursos.

(d) Se diera a las organizaciones comunitarias y a la población en general la capacidad de contar con medios de subsistencia sostenibles.

(e) Se estableciera un sistema de atención primaria de la salud y de servicios a las madres al que todos tuvieran acceso.

(f) Se considerara la posibilidad de fortalecer o crear marcos jurídicos para la gestión de la tierra y el acceso a los recursos y a la propiedad de la tierra - sobre todo por parte de la mujer - y para dar protección a los ocupantes.

(g) Se rehabilitaran los recursos degradados, en la medida en que fuera posible, y se introdujeran medidas de política para promover el uso sostenible de los recursos necesarios para satisfacer las necesidades humanas básicas.

(h) Se establecieran nuevos mecanismos comunitarios y se reforzaran los mecanismos existentes a fin de que las comunidades tuvieran acceso permanente a los recursos que necesitaran los pobres para superar su situación de pobreza.

(i) Se pusieran en marcha mecanismos de participación popular - en particular con la participación de los pobres, especialmente la mujer - en los grupos comunitarios locales, con el objeto de promover el desarrollo sostenible.

(j) Se aplicaran, con carácter de urgencia y según las condiciones y sistemas jurídicos de cada país, medidas para lograr que las mujeres y los hombres tuvieran el mismo derecho de decidir de manera libre y responsable el numero y el espaciamiento de sus hijos y tuvieran acceso a la información, a la educación y a los medios, según procediera, que les permitieran ejercer ese derecho en consonancia con su libertad, su dignidad y sus valores personales, teniendo en cuenta las consideraciones éticas y culturales. Los gobiernos deberían tomar medidas activas a fin de ejecutar programas para establecer y reforzar los servicios de salud preventivos y curativos, que incluyeran servicios de salud reproductiva seguros y eficaces, centrados en la mujer y administrador por mujeres, así como servicios asequibles y accesibles, según procediera, de planificación responsable del tamaño de la familia, en consonancia con la libertad, la dignidad y los valores personales y teniendo en cuenta las consideraciones éticas y culturales. Los programas deberían centrarse en la prestación de servicios generales de salud, incluidas la atención prenatal y la educación e información en materia de salud y paternidad responsable, y dar a todas las mujeres la oportunidad de amamantar completamente a sus hijos, al menos durante los cuatro primeros meses después del parto. Los programas deberían apoyar plenamente la función productiva y reproductiva de la mujer, así como su bienestar, y prestar especial atención a la necesidad de proporcionar mejores servicios de salud a todos los niños, en condiciones de igualdad, así como a la necesidad de reducir el riesgo de la mortalidad y las enfermedades de madres e hijos.

(k) Se adoptaran políticas integradas que apuntaran a la sostenibilidad en la gestión de los centros urbanos.

(l) Se emprendieran actividades para promover la seguridad alimentaria y, en los casos en que correspondiera, la autosuficiencia alimentaria en el contexto de la agricultura sostenible.

(m) Se apoyaran las investigaciones sobre los métodos tradicionales de producción que hubieran demostrado ser viables desde el punto de vista ambiental y sobre la integración de esos métodos.

(n) Se procurara activamente reconocer e integrar en la economía las actividades del sector no estructurado eliminando los reglamentos y obstáculos en que se discriminara contra las actividades de ese sector.

(o) Se estudiara la posibilidad de abrir lineas de créditos y otras facilidades para el sector no estructurado y de mejorar el acceso de los pobres a la tierra para que de esa forma adquirieran medios de producción y tuvieran acceso seguro a los recursos naturales. En muchos casos debería prestarse especial atención a la situación de la mujer. Se necesitaran rigurosas evaluaciones de viabilidad para evitar que los que reciban prestamos sufran crisis motivadas por las deudas.

(p) Se diera a los pobres acceso a servicios de agua potable y saneamiento.

(q) Se diera a los pobres acceso a la educación primaria.

(c) Datos, información y evaluación

3.9. Los gobiernos deberían mejorar la reunión de información sobre los grupos y las esferas que hubieran de recibir atención a fin de facilitar la elaboración de los programas y actividades dirigidas a ellos y compatibles con sus necesidades y aspiraciones. En la evaluación de esos programas debería tenerse en cuenta la situación de la mujer, habida cuenta de que las mujeres constituyen un grupo particularmente desfavorecido.

(d) Cooperación y coordinación internacionales y regionales

3.10. El sistema de las Naciones Unidas, por conducto de sus órganos y organizaciones pertinentes y en cooperación con los Estados Miembros y las organizaciones internacionales y no gubernamentales correspondientes, debería asignar alta prioridad a la mitigación de la pobreza y:

(a) Ayudar a los gobiernos, cuando lo solicitaran, en la formulación y ejecución de programas de acción nacionales de mitigación de la pobreza y de desarrollo sostenible. A este respecto, debería prestarse particular atención a las actividades prácticas relacionadas con esos objetivos, como las de eliminación de la pobreza, proyectos y programas complementados, cuando correspondiera, con ayuda alimentaria y debería apoyarse en especial el empleo y la generación de ingresos.

(b) Fomentar la cooperación técnica entre los países en desarrollo en las actividades para eliminar la pobreza.

(c) Reforzar las estructuras existentes del sistema de las Naciones Unidas para coordinar las medidas orientadas a eliminar la pobreza incluidas la creación de un centro de coordinación para el intercambio de información y la formulación y ejecución de proyectos experimentales de lucha contra la pobreza que se pudieran repetir.

(d) En las actividades de control de la aplicación de la Agenda 21, asignar alta prioridad al examen de los progresos logrados para eliminar la pobreza.

(e) Examinar el marco económico internacional, incluidas las corrientes de recursos y los programas de ajuste estructural, para cerciorarse de que en el se tienen en cuenta las preocupaciones sociales y relativas al medio ambiente y, a este respecto, estudiar la política de las organizaciones, órganos y organismos internacionales, incluidas las instituciones financieras, para garantizar la prestación permanente de servicios básicos a los pobres y a los necesitados.

(f) Promover la cooperación internacional para hacer frente a las causas básicas de la pobreza. El proceso de desarrollo no cobrara impulso mientras los países en desarrollo estén abrumados por la deuda externa, sea insuficiente la financiación para el desarrollo, haya barreras que limiten el acceso a los mercados y sigan sin mejorar los precios de los productos básicos y las condiciones de intercambio.

Medios de ejecución

(a) Financiación y evaluación de los costos

3.11. La Secretaría de la Conferencia ha estimado que el costo total medio por año (1993-2000) de la realización de las actividades de este programa ascenderá unos 30.000 millones de dólares, incluidos aproximadamente 15.000 millones de dólares que la comunidad internacional suministrara a título de donación o en condiciones de favor. Estas estimaciones son indicativas y aproximadas únicamente y no han sido objeto de examen por los gobiernos. Estas estimaciones coinciden en parte con las estimaciones que figuran en otras partes de la Agenda 21. Los costos reales y las condiciones financieras, incluidas las no concesionaria, depondrán, entre otras cosas, de las estrategias y los programas específicos que los gobiernos decidan ejecutar.

(b) Aumento de la capacidad

3.12. El aumento de la capacidad de los países para llevar adelante las actividades antes mencionadas es de importancia crítica y debe recibir alta prioridad. De particular importancia es centrar el aumento de la capacidad en el plano de las comunidades locales a fin de apoyar un enfoque comunitario de la sostenibilidad y establecer y fortalecer mecanismos que permitan que la experiencia y los conocimientos sean compartidos por los grupos comunitarios en los planos nacional e internacional. Las necesidades para llevar a cabo esas actividades son considerables y corresponden a los distintos sectores pertinentes de la Agenda 21, por lo que requieren apoyo internacional, tanto financiero como tecnológico.