Ciudad Santa de Nueva Jerusalen

Bienvenidos a Nueva Jerusalén

 

CARTA DE NUEVA JERUSALEN

Inicio

El Consejo de los 12

Economía

Salud

Educación

Cultura

Enlaces

ECONOMIA

En Nueva Jerusalén no existe el dinero.

Cuando una persona decide vivir en nuestra ciudad lo hace con la convicción de cambiar toda su escala de valores. Esa nueva escala de valores puede verse mejor revisando los distintos aspectos de la economía de Nueva Jerusalén.

VIVIENDA

TRABAJO

SERVICIOS

TRANSPORTE

ALIMENTOS VESTIMENTA
PRODUCTOS INDUSTRIA COMERCIO

Vestimenta

Las modas y costumbres dictan que tal o cual diseñador o modelo marcan los gustos del público en general. Sin embargo, cuando una persona es original y tiene su propio estilo choca con el mercado teniendo que conformarse con la compra de lo que hay disponible. Esas pequeñas barreras muchas veces frustran a las personas, ya sea por no coincidir sus gustos con lo existente, por no encontrar un talle adecuado, por el costo de una prenda personalizada, o simplemente porque la presión social provoca inseguridad a la hora de elegir qué ponerse. En Nueva Jerusalén cada ciudadano tiene derecho a vestirse de la forma en que se considere representado. Por esta razón toda la vestimenta será personalizada de acuerdo a los gustos y requerimientos de cada ciudadano, en talleres epecialmente preparados para tal fin, en los que se llevará una historia clínica de la evolución del guardarropa individual de cada ciudadano, y que podrá ser compartida entre todos los profesionales del vestido.
Se buscará por todos los medios producir las telas necesarias dentro del territorio de la comunidad, caso contrario se comprarán las mismas a sus respectivos fabricantes. De igual forma todas aquellas confecciones que produzcan excedentes y deban almacenarse serán destinada a su comercialización fuera de la misma.
Los materiales utilizados serán preferentemente de procedencia ecológica, evitando todas aquellas expresiones en contrario. Cueros y pieles están prohibidos así como la introducción de los mismos excepto los provenientes del aprovechamiento de animales faenados para consumo.
Se utilizarán tecnologías que aprovechen el reciclado de materiales de desecho para la producción de indumentaria.
Así como la vestimenta personalizada es un derecho, también lo es que este servicio sea totalmente gratuito. Para el ciudadano de Nueva Jerusalén, toda la vestimenta es gratuita, y no deberá abonar valor alguno por ella.